miércoles, 12 de junio de 2013

Alice, Victor y Blur....por Blur


Pues creía mi yo interno que después de nuestra experiencia con Aitor (así se llamaba el primer hombre) no tardaría mucho en llegar el siguiente, Víctor. Esta vez escribo nombres porque es imposible identificar a personas sólo con este dato, a su vez nos servirá de recuerdo en futuras lecturas personales.
 
 
Se inicia por tanto una nueva modalidad en nuestras vidas... la caza nocturna, y esta vez volvió a salir bien. Una disco a punto de cerrar, unas copas, Alice cinco minutos suelta y con permisos concedidos y ... chas! Victor salía de la mano con ella y conmigo.
 
La peculiaridad de este muchacho residía en que se quedó admirado. Primero de la propuesta directa y después del trato recibido. Por el camino y mientras viajábamos en el taxi hacia casa charlamos de todo un poco, al llegar, una última copa tranquila en el sofá y explicaciones previas. Esta vez creo que lo hicimos de matrícula de honor, he visto muchos progresos en nuestras relaciones con terceros. Estábamos súper tranquilos, pacientes, explicándole que no tenía nada que temer, que disfrutara de los previos, que lo llevaríamos con calma, que no se preocupara de si se le ponía dura o no, de si se iba a correr pronto o no... esto nos proporcionaba seguridad y sobre todo sensualidad.
 
Así que me dispuse a preparar la ducha dejando al viento una frase..."Alice, voy a preparar el baño para Víctor, si crees que es el momento, inícialo..." Y muy dulcemente pude observar como mi chica y nuestro invitado comenzaban a fundirse en un tierno beso retorciéndose de placer en el sofá... podía escuchar sus lenguas y sentir la excitación desde la otra habitación... Podía sentir como Alice estaba predispuesta a follárselo, como sus piernas se relajaban y como deseaba desnudar a ese tío y desnudarse ella...
 
Esta vez dirigí el encuentro sexual a modo de historia, el juego consistía en hacerle descubrir a Víctor las cosas que más le gustaban a Alice, así que él se encontraba muy tranquilo porque los preliminares fueron muy largos y lentos... Los tres encontramos nuestro papel, Alice sexualizar con dos hombres, Víctor disfrutar del sexo con Alice, y yo de ejecutar o dirigir una película dibujada en mi cerebro.
 
Los dos fuimos desnudándola por mitades, muy despacio, comiéndole sus piernas, comiéndole todo su pecho, su boca, su cuello...  bajamos juntos a comerle el coño, las instrucciones que iba dando se veían cumplidas letra por letra, como un cuento, Víctor se calmó y se dejó llevar. Entró en el juego perfectamente, parecía como si hubiéramos estado juntos mil veces, surgió una química especial entre los tres. Los detalles que más me gustaron a modo de flash fueron... ver a Victor tumbado al lado de mi esposa y besarla mientras su pene se iba endureciendo y rozando el muslo de Alice, verles comerse las lenguas, una mano de Víctor bajando por el ombligo de Alice y quedándose justo en la parte superior de su clítoris, las sonrisas cómplices que se procesaban, dar a elegir a Alice quién se la mete primero y que eligiera a él como detalle por habernos acompañado, abandonar la habitación para beber agua y que ellos siguieran, la primera metida lenta y profunda de nuestro amigo, escuchar gritar el nombre de otro chico en nuestra cama y decirle "dame Víctor, dame fuerte", la corrida y abrazo posterior de Víctor con Alice, las caricias entre los tres, correrme encima de mi chica mientras se susurraban y besaban entre risas... todo eso es a lo que yo llamo feeling...
 
 
 
 
 
 
Estamos muy orgullosos de haber iniciado este periplo de "cazadores", una faceta nueva para nosotros pero a la vez la más excitante. Presiento que la lista va a ser larga y me enorgullezco de eso, estoy seguro de que esta parte de exploración sexual nos ocupará mucho tiempo, y daremos cuenta por sentido y escrito de ello. Fantaseo con Alice diciéndole que su lista será interminable, follamos mucho rememorando y comparando sus dos nuevos amantes esporádicos... sencillamente es genial... además a esto se le une la confianza que hemos tomado en este asunto... un cocktail explosivo y, asumo que bien dirigido por nuestros deseos...