lunes, 17 de octubre de 2016

"ALICE Y BLUR EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS"...por Blur



Gente normal, eso es lo que en cierta manera somos todos.


     Nacemos a una edad muy temprana, y cuando queremos darnos cuenta, ya hemos cumplido muchos años, tantos como los que tenemos tal día de hoy. Echamos la vista atrás y empezamos a analizar quiénes hemos sido, quiénes somos y quienes queremos ser...

     PASO 1 LA AMISTAD

     Últimamente en algunas ocasiones Alice y yo charlamos mucho de la gente que nos rodea de cerca. Tanto en lo que se refiere amigos cercanos como los amigos o amigas de una noche. En cierta manera todos marcan nuestras vidas de alguna u otra forma. La intensidad con la que un acontecimiento marca a una pareja como nosotros puede venir dada por dos factores que se multiplican. Uno es la potencia o intencionalidad de la intervención sobre nosotros y el otro es la durabilidad en el tiempo. Cualquiera de los dos factores aumenta el resultado, por lo que se sobreentiende que muchas veces los amigos más cercanos tienen una de las dos constantes muy elevada, pero la otra algo más baja. Las personas de una noche juegan en el mismo equipo que los amigos de toda la vida, pero con la camiseta al revés. Aportan mucho al factor potencia pero no pueden mejorar mucho el resultado porque el factor tiempo es prácticamente cero...Sobra decir que nuestra influencia sobre los aquí representados cumple la misma norma.
     No sé si el resto de mortales nadan en la misma situación que nosotros, pero a medida que pasa el tiempo, me reafirmo mucho más en mis ideas. Seguimos contando con la gente de siempre que nos aporta cosas muy buenas, y ya. También conocemos gente nueva que nos aporta cosas muy buenas, y ya. 
     Al final, es muy positivo entender que es tu pareja la que aumenta los dos factores y, si no eres muy consciente de eso, mejor es no tener pareja y practicar el ejercicio de la vida en solitario, como las moscas.... ¿por qué?
   
   PASO 2. LAS RELACIONES

    Porque como el analista de acontecimientos que todos llevamos dentro observamos a nuestro alrededor y charlamos mucho sobre las relaciones. Últimamente hemos aumentado el espectro de amistades que conocen nuestra situación de pareja "liberal" por así decirlo. (Liberal es un término tan amplio que necesitaríamos un libro entero para definir nuestra liberalidad).

     Siempre ponemos encima de la mesa dos aspectos importantes. Uno hace referencia a si es mejor que la gente sepa que estilo de vida llevamos con tanto orgullo, y otro es si ellos harían lo mismo.

    En respuesta al primer apartado tenemos varias opciones de respuesta, por un lado, el misticismo, o secretismo, o eyeswideshutismo de llevar esto en secreto es algo morboso, y por lo tanto atrayente. Pero por otro lado, cuando sales de marcha con los amigos de siempre y surge una oportunidad interesante de ir al "lado oscuro" debemos reprimirnos... Todo es evolución. 

     El contarlo a tus amistades cercanas hace que te sientas cómodo como pareja sabiendo que ellos lo saben, pero a la vez genera las dudas de posibles críticas a una relación. Debemos ser muy conscientes de las críticas (que no hemos recibido dicho sea de paso). Pero en esta condición humana que todos tenemos de preparar la artillería por si acaso, analizamos nuestro alrededor con sumo cuidado...

     Prácticamente todas las parejas que nos rodean están formadas por una de las dos partes que desea o al menos se interesa mucho por conocer o practicar este tipo de relación y por la otra parte que pone caras raras.  En algunos casos son hombres y en otros mujeres, indistintamente. El dato más curioso es que cuando es el hombre el que ha puesto la cara rara, después digamos que no está siendo un marido ejemplar en lo que a los coños se refiere... interesante reflexión. ¿Aún vivimos en esa época?. ¿Qué falla en sus cabezas? Puedo entender que no estés de acuerdo con un modelo de relación en pareja, pero lo que no puedo entender es como algunos juegan sus cartas...

     Debemos plantearnos ahora si nuestra mujer, novia, esposa o marido, novio, esposo me aporta aquello que yo necesito en lo que a la sexualidad y vida en pareja se refiere. Ahora se trata de tener el valor suficiente para afrontarlo... ¿y si me dejan? Pobre.. mejor sigue con la farsa, como si fueras candidato a ser presidente de los EEUU, donde todo debe estar programado de una forma correcta.

   PASO 3 LAS CASUALIDADES
     
     La gente normal abunda, pero también abundan las excepciones (escondidas en la noche). Nuestras dos últimas aventuras han sido con dos chicas. Y realmente han sido sorprendentes y no por su contenido sexual sino por su forjado. Una de ellas era una chica algo tímida y muy habladora. Recientemente se había replanteado su condición sexual y compartimos con ella casi toda una noche. Poco a poco se atrevió a conocernos más, aunque creo que realmente se estaba conociendo más a sí misma. Después de una vida algo difícil necesitaba romper con lo establecido, y aunque tenía mucho terreno establecido, el cemento aún debía estar fresco porque se hundía cuando pisaba en su propio suelo. Acabamos en su casa haciendo realidad una fantasía que ella tenía. Consistía en follarse a una tía en el baño, así que mi Alice, que para eso es muy "echá pa´lante" le recreó la escena en su mismísima casa. Mi papel radicaba en ser la persona que miraba tras la puerta y pedía insistentemente que dejaran el baño libre...es un papel principal aunque muchos no lo crean, y es bueno saber materializarlo. Después hubo tiempo para el debate a tres y repetición de las mejores jugadas. Una chica con una vida interesante, quizá algún día volveremos a encontrarla o quizá no, porque pertenece al grupo de la camiseta al revés.

     La otra experiencia fue muy significativa porque es la primera vez que nos ha sucedido con una mujer. Hola, como te llamas, somos Alice y Blur, que guapos sois los dos, os quiero follar ya ahora mismo, vamos a mi casa. Suena el teléfono, ¿quién es?, el pesado este que cree que es mi novio pero para mí no es nada, ya apago el teléfono. Tenéis que iros, mañana me espera un día duro.

     Sobra decir, aunque no en este post que los dos tríos que hicimos con ellas fueron muy pero que muy buenos, compartirmos nuestros cuerpos más juntos que nunca con otras personas y seguramente si lo relatara aquí, este artículo ganaría muchos lectores, pero no será así.

     ¿La gente realmente está cómoda con su vida? ¿Realmente nosotros somos los raros? No sé, cada día tengo más claro que con Alice sigo estando en el país de las maravillas....


Resultado de imagen de we are all mad here












miércoles, 10 de agosto de 2016

HABELAS, HAINAS....por Alice

    Después de unos meses de letargo virtual, que no carnal, volvemos para contar algunas de las experiencias que hemos vivido en los últimos meses. Esta historia es la más reciente, pero merece una mención especial. ¿Por qué, pensaréis? Porque hemos encontrado el Santo Grial swinger, nuestra combinacón perfecta.

    Tenemos una forma de vivir nuestra libertad de una manera determinada, y siempre nos ha costado encontrar parejas que compartieran esa forma de pensar. A pesar de no buscar nada extraordinario o de otro mundo.
Nos gusta disfrutar del momento y de los pequeños placeres que nos brinda la vida. Tomar una cerveza bien fría, conversar con gente normal con historias apasionantes, reírnos de nosotros mismos, bailar y un sinfín de verbos más.

    Conocimos a una pareja de gallegos en el Orgullo, con la que apenas hablamos en el momento por diversas circunstancias, pero intercambiamos teléfonos y fuimos conectando. Tanto, que organizando nuestras vacaciones cuadramos un día para ir a verlos. Era la primera vez que hacíamos algo así pero nos daban mucha confianza y ni siquiera nos pusimos nerviosos.

    Pasamos un día estupendo. Hicieron de perfectos anfitriones. Empezamos a medio día con una Estrella, continuamos comiendo buena comida gallega acompañada de un rico vino y seguimos con unos gin tonics refrescantes de terraza en terraza. Íbamos hablando y riéndonos un montón.

    El ambiente se fue caldeando cuando Blur nos picaba a todos para que fuéramos al baño de dos en dos...Finalmente fue S quien abrió la veda y me sorprendió llamando a la puerta. Cuando la ví aparecer, la cara se me iluminó y la excitación terminó de invadirme por completo. Comenzamos a besarnos, de forma pausada y lenta para poco a poco ir acelerando el ritmo de los besos y los jadeos. Nos tocamos y acariciamos, mis manos se perdían en sus pechos turgentes mientras que ella metía sus dedos por dentro de mis braguitas y comprobaba lo mojada que estaba. Seguimos perdiéndonos la una en la otra unos cuantos minutos más. Cuando salimos, los chicos nos reprendieron de forma alegre y despreocupada  por haber tardado más de lo debido, aunque yo diría que no fue tanto tiempo...Como compensación, S le ofreció a Blur dos dedos para que disfrutara de mi olor y descubriera donde los había metido.

    El siguiente sorprendido fue P y esta vez era yo la que llamaba a la puerta. Nos besamos y rápidamente me subí la camiseta, aparté un poquito el sujetador y dejé al descubierto mis pezones que fueron saboreados por P, mientras yo me afanaba por bajar mi mano por su abdomen para palpar su excitación. En una de esas visitas al baño, antes de que se abrochara el pantalón, me agaché para notar como su miembro crecía dentro de mi boca. No pude hacer otra cosa que recrearme en él, con mis labios y mis manos. Sabía como estaba Blur al imaginar lo que habíamos hecho y eso me ponía aun más.

    En otro momento pasó Blur al baño y S se fue detrás de él. Ahí mi corazón latía con fuerza y notaba el pulso en todo mi cuerpo. Imaginaba lo que podían estar haciendo y me encendía cada vez más. Cuando volvieron, Blur y yo nos besamos con fuerza y nos comíamos con la mirada. En días posteriores, Blur y yo recordábamos esos momentos y mientras hacíamos el amor nos susurrábamos al oído todo lo que había pasado en los baños y el otro no había visto, y el placer fue inmenso. Imagino ese cuarto de baño, con S dándole la espalda a Blur, mientras él se pegaba a ella para que notara su erección a la vez que la acariciaba y jugaba con sus pezones.

    Y entre cuartos de baño, terrazas, besos cruzados y risas se nos hizo de noche. Después de cenar fuimos a casa de nuestros amigos para ponerle el broche de oro a esa magnífica tarde. Con las ganas que nos teníamos, tardamos poco tiempo en quedarnos desnudos en el salón. P me enganchó por detrás, y de pie, comenzó a darme cada vez más fuerte, para que no perdiera detalle de como S se subía encima de Blur y comenzaba a moverse rítmicamente. Mis ojos no querían perder detalle del espectáculo, pero las embestidas de P,  hacían que, ocasionalmente, cerrara los ojos para dejarme llevar por el placer. 

    Las lenguas danzaban sin parar por todas las curvas de nuestros cuerpos y las manos recorrían caminos como si fuera la primera vez que tocaban la piel. Fuimos moviéndonos, gimiendo y retorciéndonos para terminar extasiados y felices en aquel sofá. 
Como siempre, una vez en nuestro hotel, y con total intimidad, no pudimos contenernos e hicimos el amor mirándonos a los ojos mientras nos confesábamos el uno al otro sentimientos, sensaciones y momentos excitantes del día. 

    Creo que de ese día nos llevamos unos amigos, y estoy segura de que todavía quedan muy buenos momentos acompañados de risas y carcajadas por compartir.


    Y como dice esta frase popular gallega: eu non creo nas meigas, mais habelas hainas. Pienso igual con nuestra manera de vivir este mundo y con que no debemos perder la esperanza de que existen parejas que compartan nuestra filosofía ya que... habelas, hainas.













martes, 16 de febrero de 2016

TRIVERSIÓN EN NUESTRO SOFÁ...por Blur

Deseo expresar tantas y tantas cosas en este post, que no sé por dónde empezar...

ACTO 1 - El arte de ligar con desconocidos.

     Una fase que tenemos bastante interiorizada. Nuestra evolución como matrimonio nos ayuda a que esta fase tan difícil, y a veces misión imposible, se convierta en muy divertida... ligar con desconocidos es fácil, si se actúa como soltero/a, pero ligar con desconocidos como matrimonio, es algo más complicado...
     Creo que nosotros nos lo montamos bastante bien, respetamos siempre las normas no escritas de la pareja y no hacemos nada a escondidas del otro. Si alguna parte conoce a otra nuestra primera frase siempre es...-Ahí está mi marido/mujer, ¡ven que te lo presente!
     Las bases están establecidas, el juego está servido y las normas están claras... ahora la pelota está en el tejado del contrario. 
     Tenemos suerte de tenernos el uno al otro. La confianza es máxima y ambos sabemos que si la otra parte conoce a una persona interesante, la compartirá, porque de eso se trata, de compartir...

ACTO 2 - El arte de saber elegir

     En el mundo nocturno donde muchas veces nos movemos, hemos aprendido a saber elegir. No nos conformamos con cualquiera. La persona, sea hombre, mujer o pareja, debe tener algo especial. ¿Un cuerpo perfecto?. Para nada... mucho más difícil que eso. Debe estar entrenado o entrenada mentalmente, saber reír, saber bailar, saber disfrutar de la noche y conectar con ambos... Hemos llegado a un punto en el que andamos si objetivos y sin prisas, porque hemos aprendido que cuanto mejor te lo pasas una noche, el resto viene solo, y de eso se trata, de pasarlo bien!

ACTO 3 - Las mujeres de nuestro sofá

     Durante dos fines de semana consecutivos, hemos intimado con dos mujeres diferentes. Seducir a una chica no es igual de "fácil" que hacerlo con un chico. Requiere paciencia, saber estar, argumentos positivos y confianza. Es muy difícil llegar a este punto, pero no sé si por suerte o por saber hacer, nuestros dos últimos fines de semana han sido muy pero que muy productivos en este aspecto. Estamos muy orgullosos de nuestro dominio de las situaciones y encantados con estas dos últimas relaciones sexuales. Hemos conocido a dos chicas, cada una diferente y hemos comprobado que el sexo en su faceta más dulce y a la vez perversa se instaló en el sofá de nuestra casa, y lo mejor, es que hemos sabido jugar con él y hacerlo nuestro, y eso no es fácil... Ahora lo tenemos atrapado en nuestra lujuria, y va a ser muy difícil sacarlo. Hemos adquirido una confianza hasta ahora sabida pero no plasmada regularmente en nuestra pareja. La fuerza de nuestro amor hace que la confianza sea absoluta, y solamente cuando este apartado tiene la energía completa, se puede disfrutar de un trío con resultados magníficos.



ACTO 4 - El trío perfecto

    Antes de irse al gimnasio, le he comentado a Alice que iba a escribir, a lo que ella me ha contestado, que por favor reflejara lo cachonda que le pone que me folle a otras tías...
     Esto no es del todo correcto, ya que ella se pone muchísimo cuando esto sucede, pero no creáis que es una mera espectadora. Darse a otra mujer y a tu marido a la vez requiere de ternura, caricias, besos, cuerpos húmedos y mojados y muchísima compenetración. No se trata de meterla, sacarla y a correr...

ACTO 5 - Ponerse cachondos x3

     Después de salir a tomar unas copas, bailar y movernos por ambientes de diversión conocimos a nuestras chicas, no voy a pormenorizar ambas historias porque son muy parecidas, pero si voy a plasmar los detalles más importantes. 
     Una vez que la mañana llama a la puerta, nosotros llamamos a la puerta de nuestra chica. Durante la noche, llega un punto donde tienes que mover ficha, una de ellas tuvo un movimiento explícito, la miré la besé y le propuse hacer un trío con Alice a lo que ella en un principió se negó... no lo tenía claro. Una hora después, nos besábamos los tres y jugábamos mientras apurábamos los últimos tragos de la copa. Es excitante saber que puedo besar a mi mujer y a otra chica a la vez, es excitante saber que si voy al baño ellas van a enrollarse, y es excitante saber que si Alice también va ocurrirá lo mismo. El punto de inflexión surgió en esta ocasión cuando Alice regresó del baño y mientras yo besaba suculentamente a nuestra amiga ella intentó meter la mano por dentro de mi pantalón... poco después lo harían ambas en el sofá de casa.
     Nuestra otra chica surgió de manera más implícita. Mientras bailábamos le comenté si quería hacer un trío con mi mujer. Ella respondió que Alice le ponía mucho, pero que nunca había hecho algo similar, también me preguntó si podía ir a preguntárselo a mi chica. Le dije que por supuesto, que estaba perdiendo el tiempo si no iba inmediatamente. Se acercó a Alice y le preguntó -Me ha dicho Blur que si hacemos un trío... a lo que Alice resondió... -Me encantaría (y en ese momento se paró el tiempo de la noche y comenzó el tiempo de nuestro sofá)

ACTO 4 - El verdadero acto

     Las rutinas cuando son buenas, deben repetirse. El viaje en taxi siempre es divertido, yo charlo con el taxista mientras Alice y nuestras amigas se dan largos besos en la parte de atrás. Si por mi fuera, allí mismo me liaría con las dos, pero la paciencia aumenta la líbido, y aunque los viajes no son muy largos, mi excitación pagaría una carrera de más de cien euros si se midiera en centímetros de polla aumentados. Llegamos a casa y nos quitamos el abrigo, enseñamos la casa mientras seguramente Alice y yo nos imaginamos lo que va a pasar a continuación...

     Música ambiente, velas, y calefacción al máximo para no pasar frío. Y todo fluye...

     Entrelazamos los besos, nos acariciamos, nos quitamos la ropa con suavidad. Tenemos un sofá grande y eso ayuda, ellas suelen quedarse prendidas con la belleza desnuda de Alice. Son besos largos, tiernos, primero los dos a ella, luego las dos a mí, después los dos a Alice, en tandas de diez minutos, sin prisa. Saboreamos las pieles y nos gusta mezclar los olores. Los sexos comienzan a calentarse, ellas muy mojadas, y yo muy excitado. Al igual que los hombres, ellas sintieron la humedad del coño de mi chica. Una vez más las dejó perplejas... ¿cómo puede estar tan mojado? Yo tengo la respuesta. Porque ha nacido para esto...

     Tengo muchos flashes en la cabeza, como siempre me pasa. Un trío con una mujer es no parar... si alguno de los dos nos enredamos con el sexo de la invitada la otra parte sigue besando, acariciando, tocando. Es maravilloso besar a una chica cuando sabes que la tuya está haciéndola gemir. Quieres besarla pero no puedes hacerlo del todo bien porque necesita gritar, le buscas la boca y te la rehuye porque tiene que inclinar la cabeza hacia atrás antes de correrse. Entonces bajas a su cuello y le muerdes suavemente, y gime más, y más... hasta que los gemidos son tan intermitentes que se convierten en jadeos, y los jadeos en orgasmo. Y allí estás tú, viendo como tu esposa logra que otra se corra, con una mano en la espalda de Alice y otra abrazada a nuestra amiga, sabiendo que después le tocara a ella, y tu harás lo mismo... pero aún hay que perder un poquito más tiempo, porque cuando ellas se entregan, se entregan con mucha pasión. Es muy difícil pararlas, los besos se suceden los abrazos son eternos, se tocan, se disfrutan... quizá llevan tanto tiempo deseando hacer eso que una vez que lo tienen no quieren soltarlo, no quieren soltarse. Busco mis posiciones y es fácil encontrarlas, no quieren separarse pero a la vez necesitan tocar el cuerpo masculino. Buscan mi polla, la tocan, la saborean, y sé que ambas quieren metérsela. Me encanta metérsela a Alice primero, porque puedo hacerlo sin protección y porque puedo notar que ella está encantada. Mi chica subió a la habitación a por preservativos y el trío continuó.




     Mientras ellas seguían besándose introduje mi polla suavemente por el sexo de nuestra amiga. La excitación es tan grande que apenas aguanté unos minutos, después de todas las horas que llevábamos disfrutándonos. Veía que Alice gemía cada vez que metía mi polla dentro de nuestra amiga, era como follarme a las dos a la vez. Podía ver su mirada asombrada, como preguntándose por qué le gusta eso, pero a la vez dejándose llevar por los suculentos caminos del sexo. Tenía que correrse otra vez pero estaba ocupada abrazando y besando a nuestra invitada...

     Son sesiones de sexo intenso, dulce, me atrevería decir que prohibitivo si pudiera medirse en monedas. 

     La mejor escena que puedo recordar ocurrió a la mañana siguiente de nuestro segundo trío. Alice y nuestra amiga durmieron en la cama de matrimonio mientras que yo me fui a la habitación de al lado. Cuatro horas después sentí que mi esposa se levantaba y venía a mi cama. Me dijo al oído que no sabía cómo pero que se ha despertado abrazada a nuestra invitada. Yo me puse muy cachondo y decidimos ir juntos a darle los buenos días. Ella dormía como un tronco, pero no tardamos mucho en despertarla con nuestras caricias y ganas de follar. Una vez metidos de nuevo en materia, puse a las dos chicas bocabajo en la cama con sus preciosas caras mirándose. Entrelazaron sus brazos por la espalda y comencé a jugar con el culito de ambas. Pasaba mi dedo y esperaba ver reacciones. Las de Alice ya las conocía, estaría deseando que fuera a más, pero nuestra sorpresa fue que a nuestra amiga parecía irle también el juego, así que sin dudarlo seguí... lo hacía despacio, humedeciendo uno y otro culito, metía mi lengua en ambos y los notaba perfectamente dilatados... después pasé a meterles un poquito mi dedo hasta que terminé introduciendo dos dedos enteros mientras ellas se miraban totalmente hipnotizadas por la cadencia de mis índices. No contento con eso, cogí una mano de cada una y recorriendo toda su espalda les ordené que ahora lo hicieran la una a la otra... y no sé si habían entrenado mucho, pero se daban por culo con una facilidad asombrosa. Los gemidos eran mas sucios pero muy interesantes. Los tres sabíamos que éramos muy "guarros" y la ocasión merecía correrse... y así lo hicimos, por turnos. Primero nuestra amiga le comió enterito su coñito a mi chica, después cambiaron posiciones, y culminamos conmigo dando fuertes embestidas a nuestra amiga mientras Alice me decía... dale, dale, dale cariño...

     Que momentos vividos y recordados con deseo...

     Gracias por compartir todo esto conmigo Alice...seguramente al leer estas líneas te esté follando en el sofá, sé que te gusta y por eso lo hago, ahora, es el momento de correrte...

   


miércoles, 3 de febrero de 2016

CONEXIÓN ACUÁTICA EN DIVERNIS....por Alice

    Hace unas semanas fuimos a Divernis por segunda vez. Es un spa nudista para gente liberal. Las instalaciones están genial. Hay un jacuzzi donde caben unas 10-12 parejas, dependiendo de lo juntas que estén. Y otra piscina más grande con camas de agua, chorros y un par de cascadas.También tiene diferentes tipos de duchas, de aceites esenciales, frío - calor; pediluvio, sauna y baño turco. Estas dos últimas estancias son pequeñas pero así se favorece la conversación con quien haya dentro.

   Pero lo mejor de Divernis es la combinación de agua, con la zona de camas que está en la planta superior. Hay muchos camarotes con zonas diseñadas para el juego, ideales para terminar de relajarte. Y según el día y la hora tienen acceso los chicos solos, las parejas o todo el mundo.

   Esa tarde era nuestra segunda vez que íbamos por allí, nos relajamos en la zona de spa y nuestra excitación iba en aumento, así que decidimos subir a la parte de arriba. Antes pasamos por los vestuarios y nos llevamos una grata sorpresa al ver allí a nuestra pareja de argentinos favoritos...F y M. Hasta entonces no había pasado nada entre nosotros porque no se habían dado las circunstancias pero los cuatro nos teníamos ganas...o al menos para nosotros así era! Nos conocimos en otro entorno pero congeniamos desde el minuto uno, tenemos gustos y puntos de vista muy similares!

   Volviendo al primer encuentro en el vestuario, nos saludamos y los dejamos que conocieran el local, ya que era su primera vez y tenían que hacerles el tour de rigor...más tarde nos encontraríamos.

   Blur y yo aprovechamos para terminar lo que habíamos empezado en la zona de agua...así que me tumbó en una cama y comenzó a comerme entera. Al cabo de un rato me subí encima de él y comencé a cabalgarlo lentamente, mientras mi respiración se iba acelerando conforme ordenaban mis caderas...Disfrutamos mucho y quedamos extasiados después de los orgasmos y el agua.  

Fotografía: @DivernisSpa


   Decidimos bajar para buscar a nuestros amigos, y los encontramos en el jacuzzi. Estuvimos hablando mucho rato, contando anécdotas y riéndonos. Nadie terminaba de romper el hielo hasta que F fue un momento al baño y al regresar dijo: creía que habríais empezado ya... 

   Blur y F tienen los mismos gustos, ya que a F le encanta ver a M con otra chica; y a Blur le vuelve loco verme con otro chico. Así que hacemos el equipo perfecto. No nos quedó otra que empezar a besarnos y tocarnos entre todos... M comprobó como estaba de mojada, aún estando en el agua...Nuestra excitación era máxima. Así que decidimos dar por terminada la sesión de spa y subimos a los camarotes.

   Ahí me fuí directamente a por M, ya que tenía una buena erección y me moría de ganas de comprobar si mi boca podría abarcar semejante miembro. Y así fue, estuve un rato chupándolo mientras otros dedos se movían dentro de mí. De reojo también vi como F jugaba con la polla de Blur, a un ritmo lento y luego cada vez más rápido. Lo compartimos todo aquella tarde. 

   Cambiamos de posición, y tocó el turno de dedicarnos a F. Se tumbó boca arriba y la acariciamos, la besamos y jugamos con sus pezones...Antes también habían hecho eso conmigo, mi excitación era tal que yo ya solo quería que M se pusiera un condón y me follara.

   Abrí las piernas y sentí como M me atravesaba y me llenaba con toda su verga, el ritmo era cada vez más rápido, jadeos y gemidos inundaban la sala, mientras Blur y F no perdían detalle de lo que ocurría entre nosotros dos. Blur no pudo contener la excitación, y terminó corriéndose sobre las imponentes tetas de F, ya que ella no paraba de repetirle al oído: -mira lo que nos están haciendo...mira como M se folla a tu mujer... Y cada vez que viene esa imagen a mi cabeza, un escalofrío de placer me recorre de arriba a abajo.

   M me dio fuerte y duro, como me gusta, terminó dentro de mí y ya no me quedaba voz de tanto gemir...aunque guardé un último aliento para mi orgasmo... Terminamos todos la mar de relajados pero F sentenció la tarde con:  "la próxima vez que nos veamos te la follas a cuatro patas, que esa postura me encanta"...y ahí volvieron a saltar nuestras alarmas pensando en cuando será la próxima...

   Como dije antes, hemos congeniado estupendamente los cuatro. Y muchas veces, eso es más importante que follar. Así que estamos seguros de que compartiremos más experiencias...




jueves, 7 de enero de 2016

DESVIRGAR UNA AMISTAD....por Blur

En mi mente lo había imaginado en numerosas ocasiones... 


     Para desvirgar una amistad se necesita un amigo italiano que venga a visitarte para ver cómo te va la vida, a ser posible bastante elegante, guapísimo y con mucho porte...

    La noche comenzó como se esperaba, hicimos una pequeña cena-fiesta en casa donde concurriamos alrededor de ocho personas, ninguna de este ambiente (de momento).

     La cena transcurrió tal y como imaginábamos, entre tortilla y diferentes vicios, estábamos preparados para salir por Madrid. Decidimos ir por Chueca, gran barrio en el que después de año y pico nos manejamos estupendamente. A medida que el alcohol drenaba nuestros cerebros mi excitación y por alusiones, la de Alice iba creciendo...

    Fue una noche de las más interesantes que hemos vivido. Nuestros amigos intentaban ligar con otras personas, nosotros en cierta manera también, subidas, bajadas, miradas, ironías, atrevimientos, todo sumaba y todo subía. Alice y yo sabíamos perfectamente que algo iba a suceder esa noche, los dos lo pensábamos y los dos lo deseábamos. Ella deseaba incluir a nuestro amigo M. entre su lista de trofeos y yo deseaba que así fuera, solamente era cuestión de tiempo. 

     Cuando el reloj marcaba unas horas en las que la mayoría de la gente juega sus últimas cartas, nosotros comenzamos a jugar las primeras. En medio de todo el mundo y después de mucho pensarlo durante años y de poco pensarlo en ese momento me acerqué  nuestro amigo y le susurré al oído...¿te follarías a mi mujer?. El respondió con una media sonrisa y me dijo... -Claro tio, está buenísima, ¿pero no va afectaros eso en vuestra relación?. Le cogí de la mano y le acerqué hasta Alice, entonces le comenté en voz alta a mi esposa.. Alice, ¿te importaría besar a ...?... no pude terminar la frase y mi chica se abalanzó como mejor pudo hasta nuestro amigo, y le besó, vaya que si le besó... un beso tierno y sucio, largo y apasionado, de los que a mi me guestan, en medio de la música, iniciando lo que todos esperábamos... 

    Él quedó bastante sorprendido, asombrado y caliente. La noche continuaba, los tres sabíamos perfectamente que acabaríamos juntos, pero aún no era el momento. Continuamos en la discoteca y aún nos dio tiempo a conocer a otra chica con la que estuve charlando unos minutos, acabé besándola y presentándole a mi amor, ella me confesó que hacía rato que ya la había observado y que se moría de ganas de besarla, que nunca había tenido una experiencia con otra mujer. Alice se acercó y también se besaron, yo no podía estar más caliente en esos momentos... pero ese no era el objetivo de la noche. 

     Cambiamos de discoteca y entramos en otra. Los besos entre M y Alice se sucedían durante toda la noche. Era tremendamente excitante ver como un amigo con el que he compartido muchas horas de mi vida, intentaba follarse a mi mujer. Con calma, sin prisa, disfrutando de todo...En un momento conseguí que los tres pasáramos al baño. Allí, le pedí a M que comprobara si realmente Alice estaba mojada... es algo que me encanta hacer, porque sé de lo que es capaz mi mujer cuando se siente amada por dos personas y también sé que ellos suelen quedarse sorprendidos de la capacidad que tiene para mojarse. M introdujo sus dedos entre las piernas de Alice y una vez más exclamó... - joder, realmente está empapada....


    Como aún no era hora de irse, antes de llevarnos a M a casa, conocimos a otra chica en la disco. Nos pasamos un buen rato enrrollándonos los tres, con besos a tres bandas, y con una calentura extrema. Ella nos decía que su novio estaba en el piso de arriba esperándola, pero que no podía dejar de besarnos. Realmente mi excitación en ese punto era máxima... me encantaba besarla y me encantaba que mi mujer también lo hiciera. Nos recostábamos sobre la pared los tres, con ansia, con deseo, con lujuria... una experiencia que de haber terminado nos hubiera dado mucho juego, pero tampoco era el objetivo de la noche...

     Decidimos pasada una hora que era el momento de ir a casa. Salimos de la disco y cogimos un taxi. Yo me hice pasar por el amigo de Alice, y nuestro amigo por su novio. Mientras se comían sus boquitas en la parte de atrás del taxi, yo charlaba con el taxista y me quejaba porque mis amigos iban a follar en casa y a mí me iban a dejar solo... que cosas...

    Al llegar a casa encendimos unas velas, pusimos la calefacción y comenzamos a hacer lo que mejor se nos da... follar...

    La sesión duró alrededor de dos horas, fue un polvo sin prisa, muy lento, con muchísimos besos, abrazos y sexo oral. Vi a Alice realmente entregada, estaba disfrutando como una niña. Yo sabía que M le encantaba y también sabía que a M le encantaba Alice. A mí me encantaban los dos... 

     Comenzaron ellos, besándose mientras yo quitaba la ropa de mi chica, algo que siempre suelo hacer para entregarla a sus amantes, aunque nada más terminar de hacerlo pude ver como ella se agachaba y buscaba con insistencia el miembro de M. Decidí dejarles intimar mientras iba a por agua, se les veía felices, entregados. Una ola de gemidos inundaba la habitación, yo era feliz, ellos también, ¿qué más se puede pedir a la noche?

     Después de muchos mimos y besos, era el momento de la penetración. Algo muy serio para mí. Cuando alguien penetra a mi mujer siento dentro de mi pecho una sensación de libertad y excitación que no puedo describir con palabras. Escuchar los gemidos de mi chica mientras es otro el que le proporciona placer roza mi máxima excitación. Y allí estaban ellos, y allí estaba yo... los dos chicos sentados, ella pasando de uno a otro... fumábamos a turnos, follábamos a turnos, reíamos a turnos... todo fue perfecto.

   Dentro de los millones de flashes que tengo de este trío, el que más me pone, y sin lugar a dudas es porque me lo proporcionó Alice, es el siguiente. Ella sentada encima de nuestro amigo M después de mover sus caderas metiendo y sacando su coñito por la polla de nuestro amigo... con su mirada clavada en los ojos de su amante y jadeando como una loca, en ese momento le digo, Alice, ahora fóllame y a mí, a lo que responde, si cariño, claro que si, mientras sigue follándoselo a él... y me mira, y no viene, y me mira y no viene, y sigue, y sigue follándoselo a él, y sonríe, y me quiere, y sigue follándoselo, y me mira y me guiña un ojo, y sigue follándoselo, y me besa y me pone una mano en el hombro y sigue follándoselo.... y gime con otra polla, y se recrea y por eso me encanta...


     Seguimos nuestro viaje juntos, a la vista de nadie y de todos, como dos gatos por los tejados...