martes, 12 de mayo de 2015

LA PARTE DE ATRÁS DEL COCHE...por Blur

  Desde que nos conocimos, Alice y yo, hemos tenido la fortuna de disponer de una buena cama para intimar. En alguna ocasión hemos tenido que montárnoslo en la parte de atrás de un coche, pero han sido situaciones contadas... la verdad es que después de lo vivido este fin de semana, habrá que replantearse la situación...

     Habíamos salido esa noche por separado, Alice y un par de amigas, y yo con otros cuantos, sabíamos que nos encontraríamos algo más tarde, y así fue. Unas copitas, unos bailes un recordar con los viejos amigos y recordar que somos instinto... y así surgió. Alice había conocido a un camarero que atendió pacientemente las peticiones de las chicas mientras tomaban unas cañas, y curiosidades del destino, varias horas después coincidimos en la última disco... me lo presentó, y comenzaron los juegos...

     La química se percibía entre nosotros, ellos cada vez más sonrientes, yo cada vez más caliente, nuestros amigos rondando sin saber nada... se creaba un caldo de cultivo en el que reconozco que cada día estamos más a gusto...

     En un momento dado, N. y yo coincidimos fuera, fumando tranquilamente un cigarro, él me contaba que era muy sexual, que tenía una mujer extremadamente guapa, que éramos supersimpáticos, y que le encantábamos como amigos. También me estuvo contando que no sé que chica le estaba tirando los trastos y que seguramente acabaría con ella, hasta que le dije directamente..."¿y no prefieres follarte a mi mujer?.

     Después de tantos hombres a los que he podido mirar fijamente a los ojos mientras les hago esa pregunta, con sólo un gesto de su cara sabía que estaba deseando que le hiciera esa pregunta...se asombró, hizo las típicas preguntas, sentamos las bases y la rueda empezó a desplazarse...

     Le comenté la nueva situación a mi chica y fuimos esperando a que nuestros amigos se marcharan. Ella, seguramente no se sorprendió, digamos que lo tomo con mucho gusto... Acordamos vernos a la salida, y como en este caso no disponíamos de cama donde dormir los tres, valoramos alquilar una habitación de hotel, pero entonces se nos ocurrió...¡Qué coño! ¡perdámonos en el coche!

     Paramos en una gasolinera para comprar preservativos, buscamos un buen descampado y N pasó al asiento de atrás con Alice. Yo mientras fumaba tranquilamente y disfrutaba de la música mientras sentía los gemidos que se producían a mi espalda. Era una sensación indescriptible, el amanecer frente a mí, mi chica follándose a un tío majísimo atrás... Apagué el cigarro y vi la primera imagen. Alice subida encima de N, solo con las braguitas puestas, la enorme polla rozaba sus labios mientras yo me moría de ganas por que se la metiera... Alice frenó y siguiendo mis indicaciones comenzó a chupársela. Yo cada vez estaba más cachondo. Dirigía el polvo desde alante, y ellos, muy obedientes se comían a besos. Gemidos y más gemidos retumbaban entre los cristales. Les pedí que por favor follaran...

     Mi chica seguía con las braguitas puestas, como una loca, disfrutaba como nunca la había visto, la situación lo requería, le puso el condón... y comenzaron a follar... y follaron, y follaron y cambiaron las posturas, y cada vez querían más...


     No pude aguantar y pasé a la parte de atrás. Alice comenzó a chupármela a mí también mientras N le daba fuerte por detrás... Ambos nos corrimos casi a la vez, uno por detrás y yo en su boquita... la dejamos muertecita y con muchás heridas de guerra. Después nos reímos un poquito los tres y nos acercó a casa de mis padres. Un gran amigo, un gran polvo y una gran situación que almacenar en nuestro recuerdo.

     Cuántas cosas tendremos por recordar cuando seamos abuelitos... gracias amor!!