lunes, 17 de septiembre de 2012

Hace un año...por Alice


Hace un año, por estas fechas, empezamos a andar por este camino de complicidad, placer y libertad. Y como tenía pendiente mi versión de los hechos…ahí va.

Eran las fiestas de un pueblo cercano. Íbamos en grupo y estuvimos toda la noche bebiendo, bailando, riendo…Las primeras luces del día nos sorprendieron, y como vampiros sedientos nos refugiamos en un local al que pudimos acceder gracias a un grupo de gente que conocimos esa noche.

Yo, iba de un lado a otro; hablando con todo el mundo. Me cogían de la cintura, caía algún que otro beso en la mejilla y había roces casuales con premeditación.  Blur, desde la distancia, no me quitaba ojo. Estaba con nuestro grupo de amigos, pero sus ojos seguían cada uno de mis pasos. Y yo lo sabía.

Volví  a nuestro grupo; Blur me enganchó del brazo y me llevó detrás de una columna. No habíamos cruzado palabra pero estábamos muy excitados. Nos besamos con mucha pasión. La polla de Blur se iba a salir de su pantalón, dura y erecta. Me la habría follado allí mismo.

Cogiéndome con fuerza de la cintura me dijo: “Como te gusta el tonteo Alice…” “Quiero verte en acción. Seduce, provoca y llega hasta el final. Yo voy a estar aquí esperándote, caliente y sin perder detalle. Elije a tu presa y que sea su día de buena suerte. Cómetelo en el servicio sabiendo que tu amo está tras la puerta ansioso.”

Seguimos comiéndonos a besos durante unos minutos  y tras preguntarle si estaba seguro me despedí de él. “Hasta dentro de un rato cabrón, tú te lo has buscado”.

No sé como lo hice, pero volví al grupo de gente que habíamos conocido esa noche, y sin dudar le dije a uno que ya había tonteado conmigo: ¿Me acompañas al servicio? Y se vino detrás de mí.  Creo que ha sido la vez que más rápido he conseguido lo que quería. Si hubiera estado planeado no habría salido tan bien, estoy segura.

Me lancé a por él, y nos besamos sin parar. El nivel de excitación iba en aumento. El mío, por supuesto estaba a otro nivel porque sabía lo que había detrás de la puerta. Nuestro juego había comenzado. Era una sensación nueva y muy excitante la de hacer partícipe a otra persona de nuestra historia sin que tuviera ni idea de donde estaba metida.

El chico me dijo: “Vámonos de aquí, a otro sitio.” Y yo le dije que eso era imposible. “Mi novio está fuera.”

Nos pusimos a cien. Él por escuchar esa última frase; y yo por pronunciarla.  Me senté sobre él. Me levantó la camiseta que llevaba y me comió las tetas. Se volvía loco y yo también. Ese es uno de mis puntos débiles.

Mientras se ponía el condón, me quité los pantalones que llevaba para volver a sentarme sobre él.  Me aparté un poquito el tanga y su polla entró dentro de mí. Mis movimientos se aceleraban cada vez más y él seguía entretenido en mis pezones.

Luego, de pie, me puso de cara a la pared y me la metió sin miramientos. Estaba muy caliente, por el polvo que me estaba echando otro tío mientras Blur estaba fuera y por todos los detalles de los que tendría que dar cuenta horas más tarde en nuestra cama. Mis gemidos empezaban a ser cada vez más frecuentes hasta el punto de que él me tuvo que tapar la boca para que no nos escucharan desde fuera.

Perdí la noción del tiempo. No sé cuanto rato estuvimos follando.  En un cambio de postura le dije al chico que teníamos que salir para no levantar sospechas. Seguíamos muy calientes y queríamos más; pero la situación aparentemente era delicada.

Mi novio me daba el consentimiento; pero yo no quería que nuestros amigos me echaran en falta. El objetivo fue cumplido y lo pasamos muy muy bien.

Nos despedimos con un buen beso; y me dijo que lo llamara para terminar lo que habíamos empezado en ese cuarto de baño. Pero le dije que sería casi imposible. Era capaz de follar con él a tres metros de mi novio; y no era capaz de llamarlo cualquier día inventándome una excusa…Debió pensar que estaba loca!

Salimos del baño, cada uno por su lado.

Busqué a Blur con una sonrisa de victoria y una mirada de te quiero. Llegamos a casa sobre las 12 del medio día. Blur me pedía que le repitiera lo que pasó en aquel cuarto de baño una y otra vez. Estuvimos haciendo el amor hasta las 3 de la tarde; el cansancio de toda la noche nos venció.

Fue una experiencia interesante de la que aprendimos mucho. Fue de las primeras que tuvimos en este mundo. Si, empezamos bastante fuerte. Nosotros cuando nos ponemos…nos ponemos.

Esta experiencia fue increíble, y después de este año lleno de vivencias diferentes llego a la conclusión de que cuando más disfrutamos, y más unidos y excitados nos sentimos es  con el otro delante.

¡Por muchos años más! Te quiero Blur.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. guauuu...!!! qué historia...!!!
    ¿esa fue su "iniciación"...??? muy fuerte, sin dudas...
    Ayer, justamente, charlábamos del tema, con una pareja, en un chat… la mujer contaba que, para un cumpleaños, su marido, le había regalado una “sesión con un taxi-boy” en la que, por supuesto, él también participó… esa fue su iniciación… fuerte, también… ¿no…???
    Nosotros fuimos mucho más tranquilos, más despacio... paso a paso... (lo contamos en nuestro blog en 4 posts… para no hacerla larga acá, si les interesa leerla completa, les mandamos los links)
    •visita a un "boliche swinger"...
    (http://nosotrosnosotrosdos.blogspot.com.ar/2012/05/visita-un-boliche-swinger.html)
    •visita a un "boliche swinger"… la leyenda continúa…
    (http://nosotrosnosotrosdos.blogspot.com.ar/2012/07/visita-un-boliche-swinger-la-leyenda_19.html)
    •visita a un "boliche swinger"... lo que vino después... (http://nosotrosnosotrosdos.blogspot.com.ar/2012/07/visita-un-boliche-swinger-lo-que-vino.html)
    •visita a un "boliche swinger"... el final... (o el principio...???) (http://nosotrosnosotrosdos.blogspot.com.ar/2012/08/visita-un-boliche-swinger-el-final-o-el.html)
    besos desde buenos aires… de…
    nosotros dos

    ResponderEliminar
  3. hola!!

    pues la verdad es que empezamos así, pero también fue sin buscarlo... el caso es que aún lo seguimos recordando, y no veas como nos ponemos. Con el tiempo, eres capaz de sentir lo que supone una experiencia así, y la disfrutas, casi más que en el mismo momento (aunque Alice la disfrutó mucho por partida doble esa noche...). Nos referimos a que después de asimilar aquello que has hecho junto a tu pareja, sabes lo que significa y lo ves como una gran aventura exclusivamente sexual y exclusivamente hecha para tu pareja...aunque hayan participado terceros. Eso te da pie a entenderla como algo atrayente para ti y de ahí que vengan las ganas de seguir conociendote como pareja, investigando, y viviendo situaciones parecidas. La palabra resumen sería, experiencias enriquecedoras!!

    ResponderEliminar
  4. Los amores duran cuando no dejan de sorprender.

    ResponderEliminar

¿qué piensas?...dínoslo...